jueves, 28 de julio de 2011

-me




Me gusta soñar despierta, estar todo el día con una sonrisa en la cara, pensar que hoy es mi día, seguir lo que me dicta el corazón aunque a veces se contradiga con lo que me susurra la mente, levantarme todas las veces que la vida hace tropezarme, correr... correr y correr cuando necesito estallar de felicidad, pensar que el destino me guarda cosas increíbles, pasármelo en grande, conocer y viajar a lugares inimaginables, pensar que nada es imposible, sentarme en la arena a mirar como el sol se esconde tras el horizonte, sentir la brisa que anuncia el final del día, mirar las estrellas mientras pienso que posiblemente el amor de mi vida se encuentra también bajo esas estrellas, vivir momentos increíbles, pasear descalza por la orilla al atardecer, terminar el día pensando que mi vida tiene sentido; que mañana será otro día igual de bueno, reír siempre que pueda y ... llorar cuando lo necesito, ponerme metas por muy difíciles que parezcan; dándolo todo por conseguirlas, ver como los rayos de sol aparecen tímidamente tras las nubes negras de un lluvioso día, soñar con que algún día volveré a ser aquella niña sin preocupaciones, sentir como se sale el corazón del pecho en aquellos momentos inigualables, andar lentamente bajo la lluvia en una fría noche mientras pienso, vivir esas noches de verano interminables paseando a la luz de la luna, perderme entre paisajes que nadie conoce y que el ser humano piensa que no existen, pensar que algún día mi pequeño mundo lo compartiré con alguien, pensar que la felicidad completa no está tan lejos ... sólo faltan unos escasos metros para conseguirla, reír pero sobre todo hacer reír cuando más se necesita, pensar que en el momento menos inesperado me cruzare con alguien especial, Sacar una Pequeña sonrisa cada vez que recuerdo mis errores, levantar el brazo lo más alto posible para poder tocar con la yema de los dedos las nubes, regalar abrazos cuando menos se imaginan, hablar mirando a los ojos mientras sonrió, quedarme dormida en la arena mientras escucho el romper de las olas en la orilla, ser quien soy aun sabiendo que tengo mil y un defectos, pero sobre todo me gusta jugar a ser YO .

No hay comentarios:

Publicar un comentario